En este momento estás viendo La calefacción más barata

La calefacción más barata

Con la subida exagerada de la luz cada vez se ha vuelto más importante el conocer cuáles son los métodos de calefacción más eficaces y baratos del mercado, con el precio del kilovatio hora rondando los 200 € es normal que ahora mismo la gente esté preocupada sobre el consumo de este tipo de aparatos, y es que la calefacción es total y absolutamente indispensable en nuestros hogares, pese a que el precio de tenerla se vuelve cada vez más prohibitivo.

Debemos de recordar que los aparatos de calefacción domésticos, ya sea una estufa eléctrica, radiador de convección o cualquier otro sistema normalmente consumen la potencia total ofrecida, esto quiere decir que si el aparato emite 2000 W de calor, consumirá 2000 W de energía, osea que la eficiencia es uno/uno en comparación con otros sistemas de calefacción como la geotermia y la aerotermia que obtienen el doble, el triple y hasta más de la energía consumida en comparación con la ofrecida.

En este artículo nos vamos a centrar en aparatos domésticos que sean de fácil instalación, prácticamente de llegar y enchufar y que pueden ser adquiridos por precios muy económicos, dentro de esa gama de productos estamos intentando ofrecerte un listado de las que menos consumen y que podrían satisfacer las necesidades que tienes este invierno.

Intentaremos ofrecerte en este artículo los tipos de calefacción doméstica que más pueden satisfacer tus necesidades para este invierno sin dejarte el sueldo en poder estar calentito en casa.

En cada uno de los sistemas de calefacción te dejaremos los pros y los contras para que puedas evaluarlos además de los consumos aproximados que puedes tener con cada uno de los aparatos y de esta manera poder ahorrar en el consumo de la factura eléctrica

RADIADORES DE BAJO CONSUMO

La actividad de los radiadores que producen energía no contrasta mucho con la de otros radiadores convencionales. Los radiadores de bajo consumo también funcionan a través de la energía cuando están conectados a un flujo de la red eléctrica, lo que importa es que, en lugar de aire, contienen un líquido principalmente aceite mientras se disipa y calienta el espacio.

Un inconveniente de los radiadores de aceite, en contraste con los radiadores eléctricos, es que no funcionan rápidamente, es decir, debes esperar entre 20 y 30 minutos aproximadamente para que comiencen a calentarse y por supuesto también tardará en enfriarse aunque, realmente en poco tiempo se enfriar, al no ser fundicion, la potencia calorífica se dispara no tan rápido como un eléctrico al uso, pero no tardará mucho en estar de nuevo frío. Este tipo de radiador, similar a los radiadores eléctricos, no necesita obras y es una opción decente para aquellos hogares en los que hay que intentar no hacer obras. Son marcos muy actuales en cuanto a elementos adicionales; sin embargo, no abordan una mejor utilización en comparación con los demás.

CONSUMO – Desde 600 hasta 2400 W aprox.

PROS

No requiere ningún tipo de instalación
El radiador retiene el calor algo de tiempo después de apagarlo
No consume energía el 100% del tiempo
No tiene prácticamente mantenimiento

CONTRAS

Tarda tiempo en coger temperatura
Puedes tardar hasta 30 minutos en calentar una estancia

radiador de conveccion

RADIADORES DE CONVECCION

Los radiadores de convección son los radiadores que conocemos habitualmente, pueden funcionar por convección y /o radiación. Es en esta línea percibida como un artilugio, un aparato para esta situación, que descubre cómo intercambiar calor entre dos elementos, uno de ellos es el aire en el lugar. Es una forma muy natural de calefactar el ambiente en las épocas invernales, se trata de calentar poco a poco el aire a través del aparato electrónico y se puede decir que obtendría el aire a temperatura ambiente e iría expulsando el aire calentado sin tener por ello que emitir ningún tipo de sustancias tóxicas y por tanto es una buena forma de calentarse en los meses más fríos del invierno, sin embargo el consumo de este tipo de electrodomésticos sigue siendo bastante alto y es importante mirar la potencia sobre todo si deseas ahorrar en el consumo eléctrico, quizá sea un híbrido en cuestión de velocidad entre un radiador convencional de bajo consumo y un aparato emisor de aire, ya que ni calienta instantáneamente la habitación como podría hacerlo la ventilación por aire, ni tarda 30 minutos en coger la temperatura ideal, se puede decir que comienza calentar instantáneamente a una buena temperatura sin embargo necesitarás dependiendo de los metros de la habitación más o menos tiempo para llegar a la temperatura deseada

CONSUMO – Desde 500 hasta 2400 W aprox.

PROS

No requiere ningún tipo de instalación
Es una energía limpia sin expulsión de quimicos
El sistema natural de convección es una buena opción para salud
Comienza a emitir calor de forma inmediata

CONTRAS

Tarda tiempo en calentar la estancia
El consumo es continuo

Radiador de aire

RADIADOR DE AIRE
Los radiadores de aire son una opción realmente económica para calentar cualquier estancia de forma rápida, sin embargo el consumo de ellos es extremadamente elevado ya que consumen la totalidad de los vatios emitidos durante todo el tiempo que están encendidos, esto significa que si mantienes el aparato de aire imaginemos para calentar la habitación a 20° y está funcionando durante tres horas, el 100% de esas tres horas estará funcionando a pleno rendimiento. Como prestación este sistema de calefacción es el más rápido a la hora de calentar la instancia, debido a dos temas fundamentalmente, el primero es que emite el calor máximo desde el momento en el que lo conectas y el segundo es porque el sistema de aire hace que reparta calor a una mayor velocidad en cada habitación. Como contraprestación este sistema desde el mismo instante en el que lo pagues dejará de emitir calor y evidentemente la estancia guardarás la temperatura durante un tiempo el cual no dependerá del aparato sino de aislamiento de la estancia que se está calentando y de las condiciones climáticas o atmosféricas del momento

CONSUMO – Desde 1200 hasta 3000 W aprox.

PROS

No requiere ningún tipo de instalación
Calienta muy rápidamente la estancia

CONTRAS

El consumo es muy alto
La estancia se suele enfriar muy rápidamente